El hombre de las mil caras

hombre-mil-caras-khch-u1028254861651rg-644x900abc

THRILLER MADE IN SPAIN

Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil, y Francisco Paesa, ex agente secreto de los servicios de inteligencia españoles, o lo que es lo mismo, dos traidores sin escrúpulos, las ovejas negras del gobierno de González, dos hombres que consiguieron engañar a todo un país siendo partícipes de uno de los mayores escándalos de corrupción de la historia de España. Roldán cumplió 13 años de cárcel por fraude fiscal, cohecho, estafa y malversación, pero Paesa jamás cumplió condena por sus delitos.

Esta historia de espionaje y estafas merecía ser llevada al cine y quién mejor que el autor de La isla Mínima, ese thriller policíaco que arrasó en los Premios Goya 2015, para hacerlo. El director sevillano Alberto Rodríguez, aprovechando esa tendencia del cine español de rodar thrillers como Tarde para la ira Que Dios nos perdone, presenta El hombre de las mil caras, inspirada en el caso Roldán.

Rodríguez logra una película intensa, que se contempla con sumo interés, de ritmo rápido y hasta en ocasiones vertiginoso, con una trama sólida y compleja. Eduard Fernández encarna a Paesa con una interpretación sobresaliente, luciendo la sonrisa vacía y cruel que caracteriza al espía. Mientras que Carlos Santos, al que tan solo había visto en la segunda entrega de Mortadelo y Filemón, se pone en la piel de Luis Roldán con grana acierto y logrando el Goya a mejor actor revelación. El filme narra gran parte de la trama de estafas y engaños que llevaron a cabo Paesa y Roldán, desde su refugio en París hasta el desenlace de la historia, todo desde el punto de vista de Jesús Camoes, un espía ficticio compañero de Paesa e interpretado por José Coronado para dramatizar la historia.

En resumidas cuentas, El hombre de las mil caras con un rodaje internacional que tuvo lugar en París, Madrid, Ginebra y Singapur, es una película ejemplar dotada de un excelente ambiente de thriller que nada tiene que envidiar a muchas producciones hollywoodienses.

Sinopsis: el ex agente secreto español Francisco Paesa está arruinado tras haberse visto envuelto en un caso de extorsión. Cuando regresa a España tras un tiempo fuera, recibe la visita del ex Director General de la Guardia Civil, Luis Roldán, que le pide ayuda para esconder 1500 millones de pesetas sustraídos del erario público. Paesa acepta, iniciando una gran trama de corrupción en la que podrá vengarse del gobierno español.

Ficha técnica:

Dirigida por: Alberto Rodríguez

País y año: España, 2016

Guion: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos

Reparto: Eduard Fernández, Carlos Santos, José Coronado, Marta Etura, Emilio Gutiérrez Caba, Luis Callejo, Tomás del Estal, Pedro Casablanc, Israel Elejalde, Enric Benavent, Christian Stamm, Philippe Rebbot y Jimmy Shaw

Música: Julio de la Rosa

Fotografía: Alex Catalán

Género: thriller / suspense / espionaje / histórico

Duración: 123 minutos (2 horas 3 minutos)

NOTA DE LA PELÍCULA: 8 / 10

Kong: la Isla Calavera

LA ISLA DE LAS BESTIAS

Todo el mundo recuerda la escena en que King Kong, el entrañable y al mismo tiempo imponente gorila gigante, trepaba hasta lo alto del Empire State Building (por entonces el rascacielos más alto de la Gran Manzana) con la atractiva actriz Fay Wray presa en su puño y un escuadrón de aviones disparándolo y volando a su alrededor. Esa secuencia ya es historia viva del cine… Pues bien, pueden olvidarse completamente de ella, porque Kong: la Isla Calavera es una historia completamente distinta.

Estoy convencido de que Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, dos directores estadounidenses cuyas carreras cinematográficas estuvieron estrechamente enlazadas y no fueron más allá de unas pocas películas de serie B de ciencia ficción, no se esperaban en absoluto en marzo de 1933 que su película King Kong, una cinta de aventuras y fantasía de bajo presupuesto inspirada en el cuento de La bella y la bestia se convirtiera en todo un éxito de taquilla y supusiera un punto de inflexión en el cine por su gran avance en efectos especiales y por dar el pistoletazo de salida a toda una horda de infumables películas de monstruos que da vergüenza ajena ver. Años después, ya en 1976, llegó el primer remake de la película, protagonizado por Jeff Bridges, de tono flojeras y cursi. En 2005, Peter Jackson, con su buen sentido del espectáculo y una excelente ambientación, recreó con fidelidad la historia del filme original.

Ahora es el prácticamente desconocido director Jordan Vogt-Roberts, que tan solo ha dirigido Los reyes del verano (2013), un filme de tono alternativo y algunas series de televisión, el autor de resucitar al gorila más famoso de Hollywood en Kong: la Isla Calavera. Como ya he dicho antes, la película cambia por completo la historia original, logrando una especie de mezcla entre Parque Jurásico, Un mundo perdido (1960) y las novelas de Julio Verne, en la que King Kong, el gorila que da título a la producción no aparece tanto como se espera. ¿El resultado? El viaje de unos científicos, exploradores y soldados a una isla oculta del Océano Pacífico en la que conviven gigantes criatura prehistóricas con el mítico Kong y en la que el entretenimiento está asegurado, aunque sus diálogos en ocasiones dejen mucho que desear y a veces el espectador se pierda entre tanta escena de apabullante, exagerada y digital acción.

Tras un buen arranque, la película se mantiene en un ritmo de lograda y constante acción que no decae en ningún momento. Respecto al reparto, dominado por jóvenes estrellas, destacan los dos grandes veteranos: John Goodman y Samuel L. Jackson, dos actores todoterreno. Lo mejor: las miradas de puro odio de Jackson a King Kong.

En resumidas cuentas, Kong: la Isla Calavera es una película altamente comercial, muy entretenida e ideal para pasar un buen rato sin más pretensiones. Sin embargo, yo añoro el viaje del gorila a Nueva York. Llámenme nostálgico, pero me quedó con la del 33.

NOTA DE LA PELÍCULA: 7 / 10

Sinopsis: año 1973. Dos científicos descubren a través de un satélite, la existencia de una isla inexplorada en el océano Pacífico. Juntos consiguen el apoyo del gobierno estadounidense para organizar una expedición a la isla escoltados por un pelotón de soldados recién llegados de Vietnam. Sin embargo, cuando llegan allí, sufren un terrible enfrentamiento con una bestia que los deja perdidos en la isla sin apenas recursos. Lo que desconocen es que esa bestia es King Kong, y que han entrado en sus dominios.

Ficha técnica:

Dirigida por: Jordan Vogt-Roberts

País y año: Estados Unidos, 2017

Guion: Dan Gilroy, Max Borenstein y Derek Connolly

Reparto: Tom Hiddleston, Brie Larson, Samuel L. Jackson, John Goodman, John C. Reilly, Corey Hawkins, John Ortiz, Tian Jing, Toby Kebbell, Jason Mitchell, Thomas Mann, Richard Jenkins y Thomas Middleditch.

Música: Henry Jackman

Fotografía: Larry Fong

Género: aventuras / fantasía / acción

Duración: 120 minutos (2 horas)

El hotel de los líos

hotel_de_los_lios_-_room_service__-_tt0030696_-_1938_-_es__alvaro

EL SEÑOR MILLER Y COMPAÑÍA

Los Hermanos Marx eran cinco: Groucho, Chico, Harpo, Zeppo y Gummo. Este último jamás apareció en ninguna de las películas de sus hermanos, mientras que Zeppo tan solo apareció en las primeras seis. Las películas de los Marx siempre presentaban la misma estructura. La trama giraba en torno a unos personajes envueltos en un problema surrealista, cuya historia no era más que una excusa para que Groucho, Chico y Harpo pudieran hacer demostración de sus talentos en diversas situacmarx_brothers_1931iones cómicas. Sin embargo, para que los Marx no acapararan todo el protagonismo siempre había una historia secundaria, generalmente amorosa como soporte, y solía ser Zeppo el que desempeñaba ese papel. Sus sosas y poco lucidas interpretaciones son las responsables de que este hermano Marx no haya perdurado demasiado en la memoria de los espectadores, solo en los más cinéfilos.

Tras el estreno de la divertida Sopa de ganso en 1933, Zeppo decidió abandonar la interpretación para convertirse en el agente de sus hermanos (una decisión muy acertada), y en 1935 llegó a los cines la primera película de Groucho, Harpo y Chico como protagonistas: El hotel de los líos, una delirante y surrealista comedia al más puro estilo de los Hermanos Marx. Zeppo fue sustituido por el actor Frank Albertson, mucho más acertado.

El filme gira en torno al Sr. Miller, propietario de una compañía teatral arruinada que reside junto a todos sus actores en el hotel que regenta su cuñado, acumulando ya una deuda de varios cientos de dólares. Miller y sus dos ayudantes harán uso de todo tipo de alocadas estratagemas, estafas y engaños para conseguir el dinero, sembrando el caos en el hotel. Memorables la escena de la tremenda comilona en la habitación y los ingeniosos diálogos entre Groucho y el inspector del hotel. Una comedia inolvidable.

el-hotel-de-los-lios-2

La comilona de los Marx en el hotel

Sinopsis: Gordon Miller es el propietario de una compañía teatral arruinada que reside al completo en el hotel que regenta su cuñado, sin pagar ningún tipo de alquiler y acumulando una deuda de varios cientos de dólares. Todo se complica cuando el inspector del hotel comienza a investigar y Miller y sus dos ayudantes tendrán que apañárselas para encontrar a un socio capitalista que financie la representación de su obra.

o0rowl6or7tg2iblsfbqrfliagq

Ficha técnica:

Dirigida por: William A. Seiter

País y año: Estados Unidos, 1935

Guion: Morrie Ryskind

Reparto: Groucho Marx, Chico Marx, Harpo Marx, Frank Albertson, Ann Miller, Lucille Ball, Donald MacBride y Cliff Dunstan.

Música: Roy Webb

Fotografía: J. Roy Hunt (B/N)

Género: comedia / surrealismo / comedia negra

Duración: 78 minutos (1 hora 18 minutos)

el-hotel-de-los-lios-3

NOTA DE LA PELÍCULA: 8 / 10

1898. Los últimos de Filipinas

null

LA CAÍDA DE UN IMPERIO

El 30 de junio de 1898, un destacamento de 50 soldados españoles destinados en el pueblo de Baler, en Filipinas, se vieron obligados a encerrarse en la iglesia de la localidad acorralados por los rebeldes filipinos de la sociedad secreta del Katipunan. Los españoles permanecieron encerrados en aquella iglesia durante 337 días sufriendo los continuos ataques rebeldes, la escasez de alimentos y medicinas y la terrible epidemia de la enfermedad del beriberi. En diciembre de 1898, 181139se firmó el Tratado de París, mediante el cual España cedía la soberanía de Filipinas y otros territorios al gobierno estadounidense. Filipinas ya era territorio de los Estados Unidos, pero aquellos soldados incomunicados continuaron asediados sin saber lo que estaba sucediendo, luchando en vano por un imperio que ya se había derrumbado.

Este impactante hecho ya fue llevado al cine en la súper-patriota Los últimos de Filipinas de 1945 del director Antonio Román, una producción importante para nuestro cine y en la que debutó el divertido Tony Leblanc pero que no era más que pura propaganda franquista. Más de 70 años después, el director novel Salvador Calvo vuelve a relatar este hecho en 1898. Los últimos de Filipinas desde un punto de vista muy distinto al de la versión de los 40, y lo hace con gran acierto.

Da gusto ver una superproducción española tan bien dirigida e interpretada. Con un rodaje internacional que tuvo lugar entre las Islas Canarias y la selva de Guinea Ecuatorial, el filme cuenta con una ambientación ejemplar de las colonias españolas del siglo XIX. Su reparto, sin embargo, es un arma de doble filo. Por un lado tenemos al espectacular reparto de veteranos: Luis Tosar, Eduard Fernández, Carlos Hipólito, Karra Elejalde y destacando a Javier Gutiérrez en su papel de cruel y despiadado militar sin escrúpulos. Y por otro al reparto de novatos: Álvaro Cervantes, Ricardo Gómez, Patrick Criado, Miguel Herrán… que hacen lo que pueden por estar a la altura de sus maestros.

Las batallas y escenas de acción se desarrollan en la pantalla con cierta maestría y, en ocasiones, me recuerdan a algunos grandes títulos bélicos del cine clásico. 1898. Los últimos de Filipinas es, en resumidas cuentas, una película muy entretenida, que se ve con interés y que refleja perfectamente la que fue la caída de un imperio.

NOTA DE LA PELÍCULA: 7,5 / 10

maxresdefault

Sinopsis: 50 soldados españoles se ven obligados a encerrarse en la iglesia de la localidad de Baler, en Filipinas, a mediados del año 1898, poco después de su llegada. Será un horror para los soldados sufriendo los continuos ataques de los rebeldes filipinos y bajo el estricto mando del capitán Enrique de las Morenas y el teniente Martín Cerezo.

1473585574_689203_1473699876_noticia_fotograma

Ficha técnica:

Director: Salvador Calvo

País y año: España, 2016

Guion: Alejandro Hernández

Reparto: Álvaro Cervantes, Luis Tosar, Javier Gutiérrez, Eduard Fernández, Carlos Hipólito, Karra Elejalde, Patrick Criado, Ricardo Gómez, Miguel Herrán, Emilio Palacios, Alexandra Masangkay, Maykol Hernández, Pedro Casablanc y Ciro Miró

Música: Roque Baños López

Fotografía: Álex Catalán

Género: cine histórico / bélico / colonialismo / aventuras

Duración: 129 minutos (2 horas 9 minutos)

film_ultimosfilipinas_10

Planeta prohibido

21012191_20130612193243646-jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

LA OBRA MAESTRA DE LA SERIE B

robby-x-plus-robot-26-7-9-12

Robby, el robot

Antes de que Star Wars Star Trek conquistaran el mundo del cine, en la década de los 50, en plena Guerra Fría, las carteleras de todos los cines de occidente estaban plagadas de películas estadounidenses de ciencia ficción. La mayoría de aquellas películas eran propaganda anticomunista de dudosa calidad, con muy bajo presupuesto y protagonizadas por actores desconocidos o en decadencia. Sin embargo, como con el cine de terror de los años 30, todos aquellos filmes plagados de cutres efectos especiales, sobreactuaciones y platillos volantes de plástico sujetos por cuerdas perfectamente visibles para el espectador, se ganaron un importante culto entre el público.

Una de aquellas películas fue Planeta prohibido, una adaptación de la obra teatral La tempestad de William Shakespeare en versión ciencia ficción (aunque yo también veo referencias a Julio Verne), y considerada la primera superproducción de ciencia ficción de la historia. La película, que sirvió de inspiración para las famosas series de televisión Star Trek Perdidos en el espacio, narra la historia de la expedición de una nave especial que es enviada al misterioso planeta Altair IV para investigar qué le sucedió a otra nave que fue enviada allí 20 años antes y que desapareció en extrañas circunstancias.

La película, estrenada en 1956, es recordada especialmente por el gran avance tecnológico que supusieron sus efectos especiales realizados por animación y mezclados con la imagen real y por lanzar al estrellato a varios miembros de su reparto. Entre ellos encontramos a Leslie Nielsen que más tarde triunfaría en la comedia con películas como Aterriza como puedas, Agárralo como puedas Espía como puedas, y a Anne Francis, que en este filme se convirtió en la primera actriz de la historia del cine en llevar minifalda en una película, para desgracia de la censura española que no estrenó la película hasta 11 años después de haber sido rodada, en 1967. Sin embargo, el personaje más conocido del filme es Robby, el robot, un androide programado para servir y defender a su creador que alcanzó tanta popularidad que llegó a aparecer en más de 20 películas y series de televisión. Lo adoraban tanto que intentaban hasta colarlo en películas y series que no fueran de ciencia ficción, como la serie detectivesca Colombo.

En resumidas cuentas, Planeta prohibido es una muy entretenida película de ciencia ficción, una obra de culto que merece la pena ver.

planeta-prohibido-03

Sinopsis: los tripulantes de la nave espacial C-57-D son enviados al misterioso planeta Altair IV para averiguar qué sucedió con una expedición enviada allí 20 años antes y que despareció en extrañas circunstancias. Una vez allí, conocen al Dr. Morbius, uno de los miembros de la misión desaparecida que les advierte que huyan del planeta pero negándose a dar explicación alguna. Todo se complica cuando extraños sucesos tienen lugar en el planeta y los miembros de la tripulación comienzan a sospechar que no están solos.

forbidden-planet-1956-anne-francis-leslie-nielsen-cifi

Ficha técnica:

Dirigida por: Fred M. Wilcox

País y año: Estados Unidos, 1956

Guión: Cyril Hume, Irving Block y Allen Adler

Música: Bebe Barron y Louis Barron

Reparto: Leslie Nielsen, Anne Francis, Walter Pidgeon, Warren Stevens, Jack Kelly, Richard Anderson, Earl Holliman y George Wallace

Fotografía: George J. Folsey

Género: ciencia ficción / aventuras / cine de culto

Duración: 98 minutos (1 hora 38 minutos)

descarga

CURIOSIDAD DE LA PELÍCULA: fue la primera película de la historia con una banda sonora compuesta únicamente por instrumentos electrónicos, lo que le causó problemas con el sindicato de músicos.

Star Wars: Rogue One

20161013-rogue-one-a-star-wars-story

QUE LA FUERZA NOS ACOMPAÑE

Duele ver cómo una saga a la que siento tanta admiración y respeto como Star Wars es explotada hasta la saciedad por una compañía tan ruin, fría y repugnante como la, desgraciadamente, todopoderosa Disney. Nada les importa respetar de la saga original, la idea primeriza, ni a su creador George Lucas que fue el que parió aquella obra maestra en 1977 y el responsable de que ahora los ejecutivos de la compañía estén montados en el dólar. Ya no buscan ofrecer un producto artístico como, en mi opinión, ha sido la saga hasta ahora, sólo les interesa el dinero, el beneficio, y duele ver cómo una saga tan grande como ésta es usada como una simple herramienta comercial.

aymamaPero centrémonos en la película en cuestión. Se titula Rogue One: una historia de Star Wars, que, por si la cronología de la saga no estuviera ya lo suficientemente desordenada, narra unos acontecimientos ocurridos entre el episodio III (La venganza de los sith) y el IV (Una nueva esperanza) relatando la historia de un grupo de rebeldes que debe robar los planos de la temible Estrella de la Muerte. Como pueden ver, se trata de una película completamente innecesaria (a menos que os mosqueara que Luke Skywalker destruyera la estación tan solo con un torpedo a través de un canal) porque desde el primer momento sabemos que los rebeldes lograrán su propósito, sin embargo Disney tenía que sacar más dinero.

Esta vez la dirección corre a cargo de Gareth Edwards que deja mucho que desear. Al principio tengo la sensación de estar viendo una película de ciencia ficción sin ninguna relación con Star Wars. No escucho su épica banda sonora en ningún momento, no veo la típica introducción en letras amarillas que se desvanecen en el espacio y ni siquiera veo las dos palabras que dan título a la saga. Nada de eso está ahí. Sin embargo, Edwards introduce pequeños factores para que nos acordemos de que esto es STAR WARS. De vez en cuando puedo escuchar la melodía de la fuerza, o ver alguna secuencia que homenajea a la trilogía original, o a dos simpáticos androides que siempre están ahí… pero yo siempre espero a que aparezca una capa negra, una melodía intensa y penetrante y una entrecortada respiración, espero ver a Darth Vader. Cuando por fin aparece, está como siempre, alto, malévolo, imponente, sin embargo mis ilusiones se desvanecen al oírle hablar, su voz no es la adecuada para el personaje, ya no es la de Constantino Romero, lamentablemente fallecido, y eso hace que el personaje pierda fuelle, pero qué se le va a hacer, la culpa no es de la película, no se puede devolver a los muertos a la vida.

Por lo demás, todo es más de lo mismo, hay acción constante y bien rodada, secuencias espectaculares, explosiones, batallas espaciales entre el imperio y los rebeldes y, en resumidas cuentas, un espectáculo entretenido, pero este no es mi Star Wars, porque esta saga no tiene que ser “entretenida”, tiene que ser magistral.

Ahora mis expectativas se encuentran en el episodio VIII que podremos ver el año que viene, donde espero que la saga vuelva a alzar el vuelo. Aunque he de decir que, aunque Disney se empeñe en fastidiarla, en exprimirla hasta convertirla en un absurdo circo, yo siempre seré un fan acérrimo de Star Wars y aunque me decepcione, siempre podré refugiarme en la trilogía original y… ¡que la fuerza me acompañe!

Rogue One: A Star Wars Story L to R: (Felicity Jones) & (Diego Luna) Ph: Film Frame ©Lucasfilm LFL

Los protagonistas: Felicity Jones y Diego Luna en la base rebelde

Sinopsis: el imperio galáctico acaba de construir una temible estación espacial llamada Estrella de la Muerte, capaz de destruir planetas enteros. Sin embargo, hay una manera de vencerla, dado que uno de los científicos que trabajó en su construcción estuvo enviando mensajes secretos a la Alianza Rebelde para que robasen los planos de la estación. Debido a ello, los rebeldes reclutan a Jyn Erso, la joven hija del científico, para que les ayude a encontrar los planos, pero antes deberán encontrar a Saw Gerrera, un veterano luchador oculto en una ciudad sagrada para los jedi.

star-wars-rogue-one-trailer-teaser

Ficha técnica:

Dirigida por: Gareth Edwards

País y año: Estados Unidos, 2016

Guión: Chris Weitz y Tony Gilroy

Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris, Warwick Davis, Genevieve O’Reilly y Alistair Petrie

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Greig Fraser

Género: ciencia ficción / aventuras / acción

Duración: 133 minutos (2 horas 13 minutos)

star-wars-rogue-one-trailer-sith

En bandeja de plata

the_fortune_cookie-996985631-large

LA ESTAFA PERFECTA

Solo Walter Matthau en el papel de un perverso, tacaño y avaro abogado sin escrúpulos podría comerle tanto el tarro a un pobre, honrado y humilde trabajador, una vez más interpretado por Jack Lemmon, para cometer la que sería “la estafa perfecta”. Y un guión de estas características solo podría salir de las mentes del director Billy Wilder y del guionista I.A.L. Diamond, autores de desternillantes comedias como Con faldas y a lo loco El apartamento.

6f6c68a9361ab6a3e05f8286708d149f

Pongámonos en situación, Lemmon es un humilde cámara de televisión que, durante la grabación de un partido de fútbol americano, es golpeado por uno de los jugadores. No sufre ningún daño, sin embargo, su cuñado, Matthau, un abogado ávido de dinero logra convencerlo de que finja haber tenido una grave lesión para cobrar una indemnización millonaria denunciando tanto al estadio como al equipo de fútbol. Con esta trama, Wilder logra reflejar a la perfección la falta de escrúpulos y la mezquindad a la que es capaz de llegar el ser humano con tal de ganar dinero, además de hacer una pequeña crítica a la sociedad norteamericana del momento. Pero también junta aquí por primera vez en la gran pantalla a Walter Matthau y Jack Lemmon, que forman uno de los mejores dúos cómicos de la historia del cine que daría lugar a grandes películas en las que Matthau interpretaba al bruto, egoísta y avaro, y Lemmon al humilde, ingenuo y bonachón.

Pero, aparte de las actuaciones de sus protagonistas, el factor clave de la película es su guión, escrito por I.A.L. Diamond, que, con unos diálogos sarcásticos repletos de humor ácido e inteligente y un ritmo rápido crea escenas desternillantes. Siempre recordaré la frase que habla sobre la “tacañería” del personaje de Matthau: “Le sugiero que después de darle la mano, se cuente bien los dedos”.

eis4vei9lkrtjvjbf2uxt1q8hfkSinopsis: Harry Hinkle es un humilde cámara de televisión que, durante la grabación de un partido de fútbol americano, es golpeado por uno de los jugadores y pierde el conocimiento. Cuando despierta, ve que no ha sufrido ningún daño, sin embargo, su cuñado Willie Gingrich, un abogado sin escrúpulos, le propone fingir una grave lesión para cobrar una indemnización millonaria. A Harry no le agrada la idea, pero acepta, creyendo que así podrá recuperar a su ex esposa.

bandeja

Ficha técnica:

Dirigida por Billy Wilder

País y año: Estados Unidos, 1966

Guión: I.A.L. Diamond y Billy Wilder

Reparto: Jack Lemmon, Walter Matthau, Ron Rich, Cliff Osmond, Judi West, Lurene Tuttle, Harry Holcombe, Les Tremayne, Lauren Gilbert, Marge Redmond y Noam Pitlik

Música: André Previn

Fotografía: Joseph LaShelle (B/N)

Género: comedia / drama

Duración: 125 minutos (2 horas 5 minutos)

judi-west-en-bandeja-de-plata-the-fortune-cookie-billy-wilder-1966-3

NOTA DE LA PELÍCULA: 9 / 10